SE LIBRE

Meditaciones

Trabajo de Luz en Unidad para la Madre Tierra.desde Alma Alada

Siéntate con los ojos cerrados,
conéctate con Amor a la Madre Tierra
y di:
-Yo te Amo
y con este Amor lleno tus aguas-
Sentirás que el Amor brota de tu corazón y que una gran Luz Rosa sale de ti y llena todas las aguas de la Madre tierra.
Verás a la Madre Tierra suspendida como si estuvieras viéndola desde el espacio
y seguirás diciendo:
-Doy Amor a todas tus tierras y a todos los seres que las habitan.-
Sentirás que el Amor brota de tu corazón y llega a cada lugar de la Madre Tierra y todo se inunda de Luz Rosa y chispas de Luz salen de Ella
y dirás:
-Yo te Amo Madre Tierra, porque Tu eres de mi ser, yo habito en Ti,
por ello Amo a todo Tu Ser,
a cada lugar y continente,
a cada partícula de Tu Gran Cuerpo;
tus aires son llenados con la Luz del Amor que yo emito hacia ti.-
Verás que todas las capas terrestres se llenan de Luz rosa, de Amor Divino.
En este momento ves que la Madre Tierra se ilumina
y sientes que todos los reinos se llenan de Amor
y dices:
-El Amor de Dios llega a ti y a todos tus hijos, a todos tus reinos,
al Reino dévico, humano, vegetal, mineral y animal, y se llenan de Amor-
y dices:
-El Amor reina en ti Madre Tierra asi como en mi-
y al unísono te conviertes en puro Amor
y al unísono ves convertida en Amor a la Madre Tierra
y decretas:
-Solo Amor hay y habrá en la Madre Tierra y en Mi,
solo el Amor más puro de Dios
y asi será.
Amén.
www.simbolosdeluz.com.ar

Anuncios

Segunda Meditacion

 
Segunda Meditación
 
La siguiente meditación está pensada
para desarrollar tu capacidad de relajarte
y de serenarte mentalmente tal como se ha
descrito en la Primera Meditación.
 
Una vez que hayas aprendido a relajarte 
profundamente,estarás listo para aumentar
tu capacidad de concentración por medio
de una visualización dirigida.
 
La meditación empezará con un breve
periodo de relajación.
 
Seguidamente,realizarás un viaje mental
a lo largo de un sendero en medio del bosque,
el cual conduce hasta un arroyo claro como el cristal.
 
En ese lugar te sentarás y te sumergirás
en la belleza que te rodea,visualizando los colores
y las formas.
 
Imagina tu entorno lo mejor que puedas.
 
Confía en las imágenes que vas a percibir.
 
MEDITACIÓN
 
 
 
Empieza la meditación respirando hondo.
 
Inspira lentamente a través de la nariz
y espira por la boca.
 
Asegúrate de que estás en una
posición cómoda
y que tu espalda se encuentra apoyada.
 
Dedica un tiempo a revisar
tu cuerpo y a notar como lo sientes.
 
¿Que partes están relajadas y
cuales están en tensión?
 
Concéntrate en los pies
y observa como los sientes.
 
Si están tensos,contraelos ligeramente y relájalos.
 
Ahora fíjate en las piernas.
Si las notas rígidas,
tensa suavemente los músculos
y relájalos.
 
Acuérdate de respirar 
como enseñamos
mientras relajas tu cuerpo.
 
Traslada tu atención
al torso y la espalda.
 
¿Está tensa o relajada?
 
Mueve circularmente los hombros
y comprueba si esto
contribuye a relajar los músculos.
 
Si notas rigidez en esta zona,
respira profundamente y utiliza la respiración
para destensar los músculos.
 
Inspira y visualiza como los músculos se destensan.
 
Ahora fijate en tus hombros
¿están bajados y relajados?
 
¿Com sientes el cuello hoy?
 
Mueve la cabeza de un lado a otro,
lentamente y con suavidad,
para que los músculos del cuello
se relajen y ablanden.
 
Prosigue cocentrándote en la relajación
de cada parte de tu cuerpo.
 
Acuérdate de contraer y aflojar
cada uno de los músculos tensos.
 
Ahora cuenta lentamente
hasta 10…
1..2..3..4..5..6….
 
Efectúa 3 aspiraciones profundas.
 
Inspira lentamente a través de la nariz
y espira por la boca.
 
Vuelve a inspirar y retén el aire
durante 4 segundos antes de espirar.
 
Ésta es la última vez: inspira,retén el aire…y expúlsalo.
 
Acomoda tu cuerpo si hiciera falta.
 
 
Ahora disponte a realizar
un Viaje Mental
por un sendero en el bosque
hasta un arroyo apacible.
 
Empieza el viaje visualizandote de pie
frente a una verja.
 
Observa el aspecto de esa verja
¿Es lisa y sencilla,
recargada,decorativa?
 
Crea esa verja de la manera que te resulte
mas seductora y atrayente.
 
Observa que la verja está ahí para
proteger los lugares sagrados
 que se encuentran al otro lado.
Solo tú puedes cruzarla,
a menos que decidas invitar a alguien
a que te acompañe.
 
Abre la verja,crúzala a pie
y ciérrala a tus espaldas.
 
Empieza a caminar por el sendero
que se extiende ante ti.
 
Observa los altos árboles
los helechos y las frondosas
plantas que te rodean.
 
¿Por que clase de sendero caminas?
 
¿Es un camino natural o pavimentado?
 
Hace un hermoso dia de verano
y resplandece el sol.
 
A lo largo del sendero crecen fragantes
flores silvestres.
 
Parate un momento y huele su perfume.
 
A medida que sigues avanzando,
siente que por un rato
has dejado atrás tu vida cotidiana.
 
Empieza a oir a lo lejos
el murmullo de un arroyo.
 
Abandona el sendero y adéntrate
sobre la hierba para dirigirte al arroyo.
 
Haz pausa para mirar a tu alrededor,
hasta que encuentres un sitio tranquilo
y seguro para sentarte.
 
El lugar puede ser sobre la hierba,
una manta o sobre una piedra.
Incluso prefieras sobre una roca
en medio del arroyo.
 
Encuentra el sitio que te resulte
mas atractivo.
 
Instálate en él y dedica unos momentos
a observar apaciblemente el entorno.
 
A tu alrededor hay hermosos árboles,
con espléndidas y verdes hojas.
Descubres flores silvestres de
muchos colores…
 
Mira corriente arriba
fijate en el musgo que cubre las rocas.
 
Siente el frescor de la sombra
 
Contempla el reflejo del sol
centelleando sobre el agua.
 
Examina el arroyo
hay peces de diferentes colores.
 
Escucha el sonido del trinar
de los pájaros…
 
El agua fluye  apaciblemente…
 
Introduce tus manos en el arroyo
nota el frescor del agua.
Mojate los pies en la corriente.
 
Mira dentro del agua
y observa si hay alguna piedra
cógela…
como es?
lisa,rugosa..
ahora devuelvela.
 
Tindete de espaldas  observa
el cielo azul en lo alto,
sus nubes blancas pasan flotando.
 
Siente la brisa fresca sobre tu cuerpo.
 
EN ESTOS MOMENTOS
LA TIERRA TE ESTA NUTRIENDO
 
Comprueba que estás exactamente
en donde debes de estar.
 
Siente como si una amorosa presencia
más importante que la tuya
te estuviera observando y cuidando de ti.
 
Dedica un  momento a sentir tu conexión
con la belleza que hay a tu alrededor.
 
Nota cómo una sensación de amor
y de paz recorre tu cuerpo,
llenándolo de luz.
 
Nota como la luz impregna
todas las células de tu cuerpo
y las vas nutriendo.
 
Inspira profundamente y siente como
si formaras parte de tu entorno
y de todo el universo.
 
Inspira de nuevo y conecta
una última vez con la belleza.
 
Cuando hayas terminado
prepárate a abandonar este lugar sagrado,
consciente de que puedes volver
a él siempre que quieras.
 
Echa una última  mirada a tu alrededor.
 
Aléjate del arroyo,internate en el sendero.
 
Debido a lo que acabas de experimentar,
una parte de ti ha cambiado interiormente.
 
Mientras haces el camino de regreso,
presta atención a los árboles
y a las flores silvestres.
 
Mira la verja a lo lejos.
 
Al llegar a la verja,
ábrela y pasa al otro lado.
 
Ciérrala a tus espaldas y
poco a poco disponte a terminar
tu meditación.
 
Con suavidad,mueve todo tu cuerpo.
 
Respira profundamente antes de
continuar con tus tareas diarias.
 
 
 

Primera Meditacion

 
Primera Meditación
 
Esta meditación está pensada para relajar
los músculos del cuerpo y reducir la tensión
y la ansiedad.
 
Con mucha frecuencia,debido al estrés
que a la mayoría nos produce la vida diaria,
nuestros músculos están en tensión y muchos de ellos
quedan doloridos.
Las zonas más habituales donde esto se produce
son la espalda,la nuca y los hombros.
 
Durante la meditación,se te exigirá que tenses
ligeramente los músculos y luego que los relajes.
 
 Tal vez descubras que a medida que tu cuerpo
empieza a relajarse necesitas corregir
la forma de sentarte o tenderte.
Esto es normal.
 
Asegúrate también de que mantienes
la respiración fluida y natural durante
toda la meditación.
 
La música te ayudará a relajarte mejor
y a centrar tu mente.
 
Recuerda que esta es una meditación inicial
No existe una manera correcta
o equivocada de llevarla a cabo.
 
Simplemente,trata de relajarte y seguir las instrucciones
lo mejor que puedas.
 
MEDITACIÓN
 
 
Al empezar la meditación,
tensas y destensas suavemente
los múscuos hasta que te encuentres
en una posición cómoda.
 
Deja que el cuerpo se acomode
y se hunda en el sillón,
en el suelo  o en la cama.
 
Ahora fija tu atención en las sensaciones corporales.
¿cuales son las zonas
que encuentras relajadas?
¿cuales notas tensas?
 
Fijate ahora en tu manera
de respirar.
 
Siente como se dilatan los pulmones
y como el pecho
y el estómago
suben y bajan a medida que
inspiras y espiras.
 
Respira profundamente.
 
Inspira a través de la nariz
y espiras a través de la boca.
 
Expulsa el aire poco a poco.
 
Seguidamente,dirige tu atención
a los Pies.
 
¿como los sientes?
 
Contrae ligeramente los músculos
de los pies varias veces
y mantenlos así
durante un par de segundos…
luego Relajalos.
 
Ahora concentrate en
las Pantorrillas.
 
Tensalas ligeramente durante unos segundos…
y relajalas.
 
Y ahora
los Muslos.
 
Tensalos y relájalos también.
 
Si notas que las piernas
siguen rígidas,
dedicate unos momentos
a tensarlas y luego a relajaras otra vez.
 
Acuérdate de ajustar la posición del cuerpo
si hace falta.
 
Seguidamente,examina como sientes
las Caderas,
las Nalgas y la zona
inferior de la Espalda.
 
Trata de liberarte de cualquier tensión
que se haya acumulado en estas zonas.
 
Contrae los músculos de la nalgas
durante un par de segundos
y luego…relájalos.
 
Traslada ahora tu atención
hacia el estómago
y la región Abdominal.
 
A menudo se almacena ansiedad
en esta parte del cuerpo,
debido a que
en una situación de estrés
se tiende a contraer estos músculos.
 
De manera consciente,
relaja el estómago y la zona abdominal
mediante una respiración profunda.
 
Trasládate ahora
al Pecho.
 
Siente de nuevo como los pulmones se hinchan
y el pecho se dilata
a medida que inspiras y espiras.
 
Concéntrate ahora en
los músculos de la Espalda.
 
Mueve ligeramente la espalda
de un lado a otro,
para contribuir a liberar
cualquier tensión muscular.
 
Para relajar los músculos situados
entre los omóplatos,
arquea ligeramente la parte superior
de la espalda y
junta los omóplatos
durante un par de segundos,
luego…relájalos.
 
Asegúrate de que los hombros
permanecen sueltos
y relajados.
 
Si percibes tensión en la zona del cuello,
intente disminuir
parte de ese malestar.
 
Poco a poco y con suavidad,
estira los músculos del cuello
girando la cabeza de
izquierda a derecha,
y viceversa,
como si miraras a un lado y otro.
 
Es importante que los movimientos sean
lentos y pausados.
 
Nunca hay que forzar el cuello,
de modo que debes
moverlo solo hasta donde
te resulte cómodo.
 
Ahora,lentamente,
realiza un movimiento de rotación
con la cabeza
siguiendo la dirección
de las agujas del reloj,
y luego en dirección contraria.
 
Nota como las musculatura del cuello
empieza a relajarse.
 
Ahora mueve ligeramente
la mandibula de un lado a otro
y fijate en como la sientes.
 
Si está dolorida y tensa
aprieta los dientes y
afloja una o dos veces.
 
Mueve la mándibula inferior
de izquierda a derecha
y observa si el haber apretado
y aflojado los dientes
ha contribuido a liberar
cualquier tensión
que aun pudieras sentir en esta zona.
 
 
Vuelve a respirar hondo
y expulsa  el aire lentamente.
 
Ahora relaja
la Cara
mediante los movimientoS de tensar
y aflojar los músculos faciales.
 
A continuación,
relaja la Frente
a base de fruncir y arquear las cejas.
 
Intenta relajar por completo
la cabeza.
 
Traslada la atención a
los brazos y las manos.
 
Cierra con fuerza los puños
un momento y abrelos.
 
Tensa y relaja los músculos
de los brazos.
 
Mueve brazos
y manos de un lado a otro
y luego vuelve a dejaros
en su posición natural.
 
Ahora cuenta lentamente
hasta diez.
 
Siente como todo tu cuerpo
está totalmente
Relajado  y Flácido,
como el de una muñeca de trapo.
 
Dedica un momento a repasar
tu cuerpo otra vez.
 
Si hay alguna parte
de tu cuerpo que aun
necesite relajarse,
ténsala y luego relaja.
 
Ahora respira profundamente
tres veces.
 
Una vez mas,inspira profundamente
a través de la nariz…
y expulsa el aire a través de la boca.
 
Inspira de nuevo
y retén el aire unos cuatro segundos
antes de expulsarlo.
 
Ahora…
la última respiración:
 
Inspira lentamente,
retén el aliento
unos 4 segundos,
y espira.
 
Nota como todo tu cuerpo
está profundamente relajado
debido a las respiraciones.
 
Ahora siente como
si te rodeara un Círculo de Luz Curativa.
 
Nota como tu cuerpo
absorbe esa Luz.
 
Utiliza la luz que penetra
en tu cuerpo
para destensar cualquier parte
de tu organismo que todavia
no se haya relajado del todo.
 
Aspira esa luz
e introdúcela en tus pulmones.
 
Dedica un momento
a sentir la paz dentro de tu cuerpo
y tu conexión con esta luz
apacible y curativa.
 
Respira profundamente otra vez
antes de concluir la meditación.
 
Abandona  la imagen de la luz,
consciente de que ésta
va a permanecer en tu interior.
 
Cuando hayas terminado,
muevete con suavidad de un lado a otro
y abre los ojos.
 
Mientras andas por ahí
durante tu jornada laboral,
acuérdate de mantener
los hombros sueltos,
de respirar profundamente
y de visualizar
LA LUZ CURATIVA
cada vez que notes estrés
o cierto nerviosismo.